FacebookTwitterLinkedIn

por Jaime Roset.
Terranatur y Raidaventura4x4


Toda una aventura familiar. Lee nuestra crónica. Pirineos 4x4A veces la pasión se mezcla con el paisaje. Eso mismo es lo que estoy seguro nos ocurrió a la mayoría los participantes de esta gran experiencia por tierras leridanas. Verdes, ocres, azules... me vienen mil flashes a la cabeza mientras trato de escribir estas líneas.

Pirineos engancha. Los que han disfrutado de sus profundos valles y agrestes pistas en lo más recóndito de estas montañas, volverán, estamos seguros. Igual que el que prueba la arena del desierto ya está irremediablemente tocado de por vida, quien pone su mirada en la profundidad de los bosques pirenaicos, sus lagos, ríos o descubre la silueta de los gamos correteando por las praderas subalpinas, ya está también condenado a regresar a estos parajes. Si un sentimiento viene a mi mente en estos momentos, es que más que una expedición de vacaciones con otras familias, este viaje de cinco jornadas, ha sido un punto de encuentro y el origen sin duda de nuevas amistades de esas que perduran, de esas que saben compartir momentos y lugares excepcionales.

Todo empezó un viernes de finales de agosto por la tarde. El punto de encuentro quiso ser un lugar caprichoso. A media ladera en las Planas de Son rodeados de picos pirenaicos, se encuentra MónNatura Pirineus, un mundo de actividades en la naturaleza, un edificio sostenible, un centro de recuperación de fauna, un hotel, un restaurante, un nido de astrónomos y naturalistas, un lugar de transmisión de la ecología de verdad, un espacio abierto a la montaña absolutamente original y para todos. No conozco nada igual. Perfecto lugar para comenzar esta experiencia singular con familias: nada más y nada menos que siete rutas 4x4 en cinco días por uno de los Parques Naturales más bonitos de España, el Parque del Alto Pirineo, que abraza literalmente al Parque Nacional de Aigües Tortes y Lago de San Mauricio. Cabe destacar la positiva política de permisos para conocer la zona en 4x4, siempre bajo unas estrictas normas de conducta medioambiental que detallan claramente en las autorizaciones.

En la tarde del viernes a quién llego pronto, dio tiempo a acercarnos de la mano del biólogo Albert a conocer a sus "hijos", ejemplares de fauna que el destino quiso recoger en este centro y donde fueron criados con fines de conservación y divulgación ambiental. Ahí pudimos encontrarnos con la Gineta Rita, un zorro, una pareja de quebrantahuesos, otra de urogallos, linces boreales, gamos, corzos, ciervos, martas, tejones, y otros muchos animales de nuestra fauna, pero mucho menos conocidos que un león o un guepardo africanos. Paradojas de la tele. (Más abajo podéis ver unas fotos de animales).

Conforme los 29 participantes de esta aventura iban llegando al curioso edificio de tejado tapizado de césped, formamos grupos para participar todos, niños y padres en una jornada de astronomía. Primero en un planetario donde la guía Montse fue dibujando constelaciones y galaxias remotas, y luego en un observatorio espacial de los de verdad, con un telescopio enorme que localizaba hasta las estrellas más lejanas mediante GPS. Sus movimientos y los de la cúpula junto con los comentarios de la guía nos dejaron perplejos: fue como estar dentro de una película de ciencia ficción.
Tras la cena en grupo, y una vez ya nos habíamos reunido todos, cerramos la primera media jornada recordando todos las historias de Altair, Sirius, el Cisne, el Triángulo de Verano, y esa estrella que se estaba convirtiendo en enana blanca ante nuestros ojos.

El sábado se levantó lleno de nubes que lejos de asustar daban contraste y vida a los valles. La jornada se alargó todo el día por la Montaña de Llessui, disfrutando de una visión general del Valle de Àneu por las escarpadas montañas que contienen el tesoro líquido de los 200 lagos de Aigües Tortes. Durante la ruta fue fácil contemplar al Cernícalo al tiempo que nos cruzamos con vacas brunas y bellos ejemplares de caballos pirenaicos. Nunca habíamos presenciado el recuento de un rebaño entero de ovejas a manos de los ganaderos locales. El paisaje mantenía su verdor aunque era indudable el efectos de las sequías. La comida con excursión a una cascada en una vaguada de aguas cantarinas.

Por la tarde, casi toda la expedición decidió realizar la marcha a pie hasta el corazón del Parque Nacional, el lago de San Mauricio, a los pies de Els Encantats (Los encantados), dos picos sorprendentes y legendarios. Ascendiendo primero por una bonita pasarela de madera y luego por viejos senderos por un bosque ripario jalonado de abetos y pinos, caminamos al arrullo del arroyo y a la sombra de bosques de cuento. La tarde estaba revuelta y sobre la superficie del lago había incluso pequeñas olas que arrastraban algunos troncos hasta el dique. Nos miramos con una enorme sonrisa, misión cumplida, hasta los más pequeños disfrutaban de un lugar y momentos mágicos.

Iniciamos el regreso conocedores de algún que otro secreto más del bosque, y tras la cena con gastronomía de la zona, los más jóvenes se fueron a ver pelis de miedo. Dicen que durante la película, en la habitación donde estaban todos, los objetos se movían, volaban los cojines, las luces se encendían de repente... ¡qué cosas! y mientras casi todos padres distraídos hablando de lo humano y lo mundano.

La mañana del domingo se despertó radiante, lista para ascender por el mítico río Noguera Pallaresa que abre un camino de agua y monte hasta el Valle de Arán. La ruta, quizá una de las más interesantes desde el punto de vista geobotánico, por atravesar un impresionante abetal (Abies alba), dio lugar a un bonito paseo a pié antes de llegar al Santuario de Nuestra Señora de Montgarri. Desde ahí fuimos a la búsqueda de un lugar junto al río donde comer a la sombra y donde los niños pudieran bañarse en el río. Por la tarde visita a las pistas de Baqueira-Beret y regreso por el impresionante puerto de la Bonaigua. De bajada hacía tanto calor que todo el ganado de la zona, cientos de cabezas de ovino y caprino habían conquistado los túneles. ¡No se apartaban ni pitando! ¡esto sí que es un verdadero trial!

Llegamos pronto al hotel La Morera para disfrutar de un paseo por el pueblo y de la piscina del hotel. Esa noche también hubo una rica cena con platos de la zona. Destacó uno extraño que combinaba albóndigas y sepia. Por la noche más tertulia y compartir grandes momentos.

El lunes se optó por ruta 4x4 de mañana en vez de tiempo para deportes de aventura. Los caminos ascendían por vías muy estrechas atravesando algunos pueblos de estructura medieval por la zona de Baiasca. En la ruta casi circular desde fondo de valle hasta una buena altura, pasando por refugios de montaña, ermitas, bosques y merenderos, podemos decir que el bosque cobró vida. El grupo dos, que cumpliendo la norma iba unos centenares de metros por detrás, vivió como troncos y ramas se cruzaban a nuestro paso. Además al llegar a una de las ermitas donde íbamos a almorzar, fuimos sorprendidos por el grupo uno que estaba escondido al completo en la oscuridad del santo espacio. Diremos que fueron correspondidos con una guerra de piñas que acabó con el cautiverio dentro de la ermita del grupo dos. Ante todo buen ambiente y mucha diversión.

Por la tarde, tras comer unos junto a un lago donde hubo quien hizo canoas y baño inesperado, y otros en el restaurante del Camping Voraparc, tomamos rumbo a Andorra por la Ruta de los Contrabandistas. Esta es una de las rutas más espectaculares que pasando por Tor, y la "montaña maldita" asciende al puerto de Cabús por una de las pistas más bonitas y todoterreneras de la expedición, muy cerca del Pica d'Estats (3143 m), la cumbre de Cataluña. A nuestro paso manadas de caballos en libertad y más ganado incluyendo vacas y burros. Los troncos retorcidos del pino negro (Pinus uncinata), delatando unas difíciles condiciones de vida en la montaña a esas alturas, conformaban esculturas vivas y muertas llenas de sentido. Los componentes del viaje, paraban a cada paso sus coches para inmortalizar esos paisajes que no tienen nada que envidiar a los alpinos. La llegada al Puerto de Cabús abrió ante nuestro ojos toda Andorra de un vistazo. Coronada por las "Crestas Negras" a las que íbamos a ascender mañana alcanzando los 2600 metros de altitud.

Bajando hasta Ordino llegamos al Hotel Babot donde íbamos a pasar las siguientes dos noches. Parte de la expedición decidió aprovechar el tiempo realizando algunas compras por Andorra la Bella y fueron directamente. Andorra aún contiene ese aliciente de poder encontrar ciertas cosas difíciles de localizar en España, y a precios como un 20% más baratos.

El hotel Babot está enclavado en plena ladera con bonitas vistas sobre el valle de Ordino, con sus más de 30 años conserva cierto sabor retro de hotel de montaña. Comimos bien, dormimos bien, desayunamos bien y salimos para la ruta del cuarto día que prometía ser una de las más largas y variadas. La titulamos la ruta de los Bonys ("boñs"), la ruta de las colinas, y comenzando en Os de Civis, recorre valles Españoles casi vírgenes más accesibles desde Andorra, conformando una ruta muy variada y casi siempre atravesando bosques en excelente estado de conservación. Un tramo junto al río, de verdadero todoterreno nos condujo hasta La Basseta, donde comimos mientras los niños jugaban en una pradera rodeada de pinares. Costó arrancar de nuevo por lo divertido del momento para los más pequeños, pero al fin regresando por el río, subimos por una pequeña trialera hasta llegar a unas zonas de vistas impresionantes y posteriormente a los primeros pueblos andorranos, el bosque "animado" continuó haciendo de las suyas con algunos troncos más atravesados. Ahí terminaba la primera parte de la ruta para enlazar con la subida a las pistas de esquí de la Rabassa y la Ruta de las "Crestas Negras". La ruta completamente aérea por caminos rotos permitía una vista de alta montaña, con un terreno casi lunar, desde donde era posible ver hasta el pico Aneto (3404 m), la segunda cumbre de la Península Ibérica tras el Mulhacen (3478 m). Pasamos cerca de una vieja furgoneta volkswagen que allí quedó varada entre un montón de piedras y fue guarida de un viejo pastor durante años. Ahí quedó para siempre testigo de meses de nevadas, vientos y exploradores como nosotros. Por la noche en el Babot, cervezas, más historias y una enorme mesa de billar americano. Al día siguiente se acercaba el final de la expedición, pero aún nos quedaban algunas aventuras por vivir y un buen puñado de risas en este grupo tan compacto de siete familias y una pareja.

Otra mañana radiante y ahora tocaba retornar por la ruta de los contrabandistas de nuevo desde el puerto de Cabús hasta Tor, donde estaba prevista la comida de desepedida. De camino hubo tiempo para dar un paseo en la montaña que hace de divisoria de a modo de enorme trampolín pétreo en el corazón del valle. Bajando esta vez por el ramal de la derecha, visitamos la "cueva de los Hippies", refugio semi-subterráneo de madera y piedra donde hasta no hace no muchos años vivieron una comuna de Hippies en total libertad. Un cartel pide cortésmente respetar el trabajo que tantas manos habían hecho. Parte del grupo había tenido que pasar por la Toyota de Andorra por una pieza de amortiguación de un HDJ100, y una vez reunidos en el restaurante de Pilar en Tor, niños arriba y adultos en el salón de su casa, disfrutamos de una comida magnífica a la brasa y al amor de la lumbre. Todo risas y anécdotas de las historias vividas.

Gracias a todos los participantes, como os dijimos en la despedida, sois los primeros que abrís ruta, pero estamos seguros que habéis contribuido a que esta expedición pueda hacer feliz a mucha gente acercando una Naturaleza aún salvaje, a gente como vosotros; ávidos de experiencias a todos los niveles, al tiempo que se disfrutan de unas verdaderas VACACIONES 4X4.

Nuestro especial agradecimiento a Alfonso Vilchez que colaboró en la preparación de las rutas. También a Eric y María José de la central de reservas de Andorramanía, si vas a Andorra, no dudes en llamarles. Por supuesto un abrazo y gracias también a Marissa y Jaime del Camping Voraparc.

Por favor deja tus comentarios e impresiones en esta misma página abajo. Gracias.

Ya tenemos fechas para el año que viene. Pide aquí tu pre reserva. Plazas muy limitadas.

Más actividades, viajes y aventuras en nuestra página de inicio. Si quieres que te avisemos por correo electrónico, enviános el tuyo. Gracias.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar