FacebookTwitterLinkedIn

Una breve introducción al mundillo del 4x4 y sobre la preparación básica de un todoterreno o un todocamino (SUV)

Por Jaime Roset Álvarez.


Curso 4x4En los cursos 4x4 que impartimos desde hace más de 8 años en el Circuito de Segurilla (Toledo), nuestros participantes nos preguntan sistemáticamente sobre cuál debe ser la preparación ideal de su 4x4. Aunque lógicamente todo depende del todo terreno que trae el participante y el uso que le vaya a dar, nuestra respuesta suele ser siempre la misma: 
 
-Mira, como mínimo ponle ruedas y protección en los bajos-

Dicho así, en vez de simplificar la vida al alumno, parece que se la complicamos más… Eso de “ponle ruedas” te miran como pensando: Pero si mi coche ya tiene… de hecho he venido hasta aquí conduciendo con él… 

Inmediatamente les explicamos que es conveniente llevar “ruedas de campo”, al menos mixtas 50-50 para lo que solemos hacer.

En este punto la volvemos a liar…¿pero qué soléis hacer? ¿Qué es eso de 50-50?yo he oído lo de 90-60-90 y no es aplicable a los coches precisamente...

A ver, con calma. Lo que solemos hacer son rutas por pistas sin asfaltar por espacios naturales excepcionales con tu familia o amigos. Para nosotros los coches son medios para viajar a la naturaleza y una excusa perfecta para conocer mejor los montes, pueblos, cultura y las gentes de cada lugar. Por eso preferimos siempre hacer turismo rural.

En ese momento ya nos miran de otro modo. Todos vienen con la idea de enfrentarse a su “poderosa máquina rodante” y a los obstáculos como una forma de conducción segura o con ganas de exudar un poco de adrenalina. Pero cuando un instructor 4x4 que resulta ser biólogo les habla de que van a descubrir con nosotros la fauna y la flora de cada lugar, y que los niños van a tener ocasión de vivir que la leche sale de la vaca y no del tetrabrick, más de uno comienza a “mover la colita”. -ah, qué interesante…algo que puedo hacer con todos y yo seguir disfrutando…ó -mira, algo que podemos hacer todos en vez de que este se escape los sábados con la bicicleta de montaña o la moto-…bien, bien, piensa la mayoría.

Y 50-50 significa que los neumáticos están pensados para un uso equilibrado entre campo y carretera. Es decir, que siguen funcionando bien en carretera sin hacer demasiado ruido y agarrando bien el asfalto; y al metenos en campo, no se rompen con facilidad y agarran especialmente en arena y barro.

De hecho, les explicamos, que el poner unas buenas gomas con un buen dibujo es tan importante que el coche cambia de comportamiento en terrenos con poca adherencia una barbaridad. Como el día y la noche. En este punto, y hay escuelas, alguno dice: en 4x4 el 33 % es el conductor (son “las manos”); el 33 % el tipo de coche que tienes (Toyota, Mistubishi, Jeep, Land Rover…), y el 33% los neumáticos que llevas. No es dogma, pero algo hay de cierto. Muchos apuntan a que en temas de salir de los obstáculos, unas buenas ruedas son incluso más del 50% de esa relación.

Bien… Pero ¿y eso de proteger los bajos?, ¿Qué les puede pasar a “mis bajos”? pregunta alguien mirando de forma inconsciente a su pantalón.
Pues en los bajos están elementos del vehículo que pueden romperse y cuya reparación es carísima o te deja tirado en medio de la nada, le contamos. Desde un depósito de combustible roto por una simple piedra al ir marcha atrás, pasando por un palo que rompe una transmisión o una cantazo en el radiador, cárter o caja transfer, hay diversidad de situaciones que justifica meter uno o varios “planchones” protectores en los bajos del vehículo.

El siguiente paso es que en los coches de los instructores de los cursos, no pasa desapercibido que suelen estar algo “subidos”, llevan trompita (“snorkel”) y los muelles y los amortiguadores o son raros, o son de otro color.

Ahí ya les calamos, y aun cuando a alguno se le empieza a “hinchar la vena”, nuestra recomendación es ir con calma, llevar el coche por ejemplo al taller de nuestros amigos y clientes Roberto y David, y estudiar tranquilamente qué modificaciones deben hacerse al coche y si realmente merecen la pena para el uso al que se va a destinar. Eso sí, siempre les ponemos en alerta de que no vale cualquier taller para meter mano a un todoterreno, y que no todos los “preparadores” son iguales. Una mala preparación puede hacer el coche caro de mantener en adelante e incluso inseguro desde el punto de vista de la conducción.

Si después de leer esto quieres saber más sobre la preparación de un 4x4 correcta, y conocer a nuestro hombres de confianza “Roberto y David” ponte en contacto conmigo y te paso su contacto: info @terranatur.es 619324101… eso si tienes prisa, y si no, ven a una salida o curso con nosotros y allí casi seguro que los vas a conocer en persona.

Más:

Cursos 4x4 con Terranatur.es