FacebookTwitterLinkedIn
There are no translations available.

 Por Yolanda Saiz (Yoli) 

Geopaella de Terranatur por el 5º AniversarioEn esta ocasión quedo demostrado, una vez más, que el todo terreno es sólo una excusa para compartir vivencias con gente estupenda (tanto la ya conocida como los nuevos ruteros que se van incorporando a esta gran familia).

Comenzamos el fin de semana del 9 de noviembre de 2013 en LOS JARALES, un lugar especial tanto por el trato y la confianza de sus propietarios como por lo que la finca ofrece, vistas espectaculares, comida exquisita, diversión sin ningún peligro para los más pequeños y.... fiesta nocturna para los... no tan pequeños.

Aquí TERRANATUR nos tenía preparada una jornada diferente, para empezar... una GEOPAELLA... ¡¡HABÍA QUE ANDAR!!. Con GPS en mano y sin reductora, en grupos de 8-10 personas, nos pusimos a buscar los ingredientes de lo que después sería nuestra comida, una suculenta paella. La imagen era un cuadro, un montón de gente mirando una mini pantalla, deshaciendo el camino hasta llegar a nuestra recompensa. En más de una ocasión se nos pasó por la cabeza la posibilidad de sobornar a alguien para que compartiera con nosotros sus viandas ya que, el dichoso arroz se negaba a aparecer en escena.

Como siempre, fue divertidísimo. Una vez recogidos todos los ingredientes, empezó la elaboración de nuestra comidita, con la presión añadida, no solo del hambre que provocó la caminata sino sabiendo que habría jueces dispuestos a criticar (o a zamparse) nuestros manjares.
Después de proceder a la presentación y cata, se proclamó como ganador al equipo de los ZANGALITRONES. Los chavales no solo encontraron todos los ingredientes sino que fue la primera vez que cocinaban una paella y encima estaba buenísima.

Acabada y reposada la comida con una familiar sobremesa, cogimos los coches para llegar al PIÉLAGO, donde hicimos una pequeña ascensión hasta llegar a la cima y contemplar el maravilloso atardecer que un gran cielo de colores azules y naranjas nos ofreció.
De vuelta en Los Jarales, nos esperaban un montón de sorpresas (jijijiji, a unos más que a otros).
Tras unas cuantas cervecitas y un montón de conversación (o al revés... no me acuerdo bien), pasamos al comedor donde, sobre todo las féminas, nos deleitamos con un muestrario chulísimo de bisutería diseñada por Susana que poco después todas lucimos en la cena.

Previo a todo esto, semanas antes, unos cuantos TERRANATURES nos pusimos en contacto para intentar sorprender a Jaime de alguna manera y hacer aún más inolvidable este aniversario.

Entre todos se nos ocurrieron un montón de ideas, incluso tuvimos que juntarnos de forma clandestina para intercambiar fotografías y videos de nuestras experiencias compartidas con TERRANATUR. Han sido tantos buenos momentos que resultó muy difícil tener que seleccionar sólo una pequeña parte del material que tenemos (lo bueno es que nos han quedado un montón de ideas para un sinfín de aniversarios). Entre todos hicimos un álbum de fotos con los paisajes y las vivencias que no podían quedarse guardadas en una tarjeta de memoria, nos comimos nuestros propios coches convertidos en CUPCAKES, Juan hizo una pasada de montaje con algunos de los ratos más “FRIKIS” ocurridos en nuestras excursiones, Isabel puso sus maravillosas manos a trabajar (esas que todos nos rifamos) y consiguió hacer un MINI JAIME en goma eva digno de museo de cera y una impresionante tarta que, no solo estaba buenísima sino que demostraba con qué facilidad, el TERRANATUR TT de FONDANT era capaz de hacer un CRUCE DE PUENTES sobre una montaña de KIT KAT´S. Todo esto con un montón de fotos de grupo y una bandera sensacional.

Como colofón final decidimos que quedaría muy chulo intentar plasmar en papel lo que para nosotros inspira esta empresa. Un sentimiento tan especial que nos llena enormemente, tanto por las ganas de aprender, disfrutar y sentir la naturaleza como por el hormigueo en el estómago que nos produce saber que se aproxima una nueva salida y que pronto nos vamos a volver a ver. Sí, definitivamente, conseguimos dibujar el ESPIRITU TERRANATUR.

Después de unos cuantos mojitos y un montón de risas en parte provocadas por el descubrimiento de algunos bailarines compulsivos dentro del grupillo, apareció por primera vez un número que... parece, va a ser bastante interesante en próximas salidas.... ER TREINTAYTRÉ!!

Fue una noche muy bonita y emotiva, una noche que comenzó con la idea de demostrar tanto a Jaime como a todas las personas que de alguna forma ayudan o colaboran con él, que el proyecto TERRANATUR no solo gusta, sino que engancha y enamora así que... CHIN CHIN POR MUCHOS ANIVERSARIOS MÁS!!. Por la cuenta que nos trae a todos los demás.... Jaime & CIA.... no os canséis de trabajar.

Después de un poquillo de descanso, aún con resaca de tantas risas y algo de dolor de pies del bailoteo, nos subimos de nuevo a los coches, esta vez sí, para hacer una rutita por la increíble SIERRA DE SAN VICENTE hasta el VALLE DE IRUELAS, parando a visitar una alfarería en SARTAJADA y comiendo en un paraje de esos que sólo te encuentras perdido en los caminos, entre SARTAJADA y LA IGLESUELA. Continuamos ruta hasta el anochecer pudiendo disfrutar en plena montaña de otro espectacular atardecer con inmejorables vistas ¿existe mejor fin de fiesta?.

Y como siempre, después de las despedidas y con la promesa de volver a vernos pronto, nos fuimos con esa sensación tan maravillosa de haber vuelto a pasar un fin de semana imborrable con un montón de viejos y nuevos amigos, en definitiva, con un montón de TERRANATURES.

¡¡¡HASTA LA PRÓXIMA AVENTURA!!!

Yoli.

VER MÁS FOTOS EN FACEBOOK