FacebookTwitterLinkedIn
There are no translations available.

 Por Yolanda Saiz.

Desde hace ya meses teníamos claro que había que disfrutar de estas vacaciones. Si en una ruta de fin de semana se comparten tantas sensaciones, cinco días con TERRANATUR y RAID AVENTURA tenían que ser una experiencia inolvidable. No nos equivocábamos, desde luego para nosotros lo ha sido. Escrito estas líneas para intentar expresar el por qué de esta afirmación.

Emprendemos nuestro viaje en MONTNATURA PIRINEOS, reencuentro con un grupo de gente maravillosa que ya se ha hecho imprescindible en nuestras vidas y nuevas familias por conocer. Allí disfrutamos de un alojamiento estupendo, un centro de conservación de fauna y un paseo por las estrellas gracias a su planetario y a las explicaciones de los profesionales del centro. Muy buen comienzo.

Al día siguiente, ya en nuestros coches, comenzamos ruta en dirección a MONTGARRI, encontrando por el camino abetos inmensos, pinos negros y un sinfín de flores que normalmente no se ven en esta época, todo un privilegio para nuestros sentidos que, como siempre, Jaime realzó con sus conocimientos.
Después de parar para disfrutar de los suculentos manjares que llenaban los maleteros de nuestros coches (eran tantos que ha habido que montar mesas dos veces por ruta) y descubrir que un microondas también puede ser parte del equipaje, continuamos ruta hacia ANDORRA, nuevamente descubriendo paisajes excepcionales, disfrutando de la conducción de nuestros T.T. y de los comentarios por las emisoras.
Llegamos al Hotel ANYOS en LA MASSANA y aquí disponemos de tiempo libre que unos pasan entre charla y cervecita, otros de compras y otros aprovechando las instalaciones del resort. Después de pasar el día pisando arena y piedras se agradece un respiro antes de pasar a la cena y por supuesto, a los mojitos.

Comienza otro día y empezamos la ruta de los BONIS, contemplando aún en carretera preciosas vistas antes de llegar a OS DE CIVIS. Cogemos pista y paramos para disfrutar de la altura y la sensación de libertad que ésta proporciona. Entre pinos, lirios, fresas silvestres y el agua de algún río que vadear, pasamos la mañana no sin, por supuesto, inflarnos a comer.

Por la tarde Jaime y Fede nos sorprenden con una espectacular ruta, LAS CRESTAS NEGRAS. Subimos hasta 2.600 m. de altitud para disfrutar de unos cortados que impresionan y un paisaje totalmente diferente al que hemos observado hasta ahora.
La belleza de lo que nos rodea y las experiencias del día hacen que ya de vuelta nos pongamos románticos y rebauticemos esta ruta de mil formas diferentes, PASEANDO ENTRE LAS NUBES.... ROZANDO EL CIELO... Todas ellas más que válidas.

Un nuevo día comienza y volvemos al valle de ANEU previa vuelta por TOR donde FEDE nos da la bienvenida desde el balcón del restaurante (aún no ha quedado claro si tenemos PAPA nuevo o TOR tiene nuevo alcalde...) Nos alojamos en el Hotel LA MORERA, precioso lugar donde volvemos a deleitarnos con maravillosas rutas (MONTAÑA DE LLESUI, L´ESTRECHA...)

A estas alturas la confianza y complicidad de los participantes se va notando y se ve reflejada en el ánimo de colaborar en cualquier petición o travesura por parte de la organización (o ajena a ella). Ya nos hemos rebozado por los suelos haciéndonos pasar por letras, han aparecido troncos, piedras y chalecos reflectantes en mitad de los caminos, incluso hemos improvisado un telediario en el que ADOLFO insistía en hablar de su libro y JUAN se negaba a hablar sin antes tomarse dos cubatas más (especial gratitud a la colaboración de FEDE y JUAN LUIS en los cambios de cámara, gracias a ellos no olvidaré JAMÁS el concepto CRUCE DE PUENTES).

Como veis, cualquier excusa ha sido motivo de risas para todos.

Aprovechamos la mañana libre para hacer RAFTING y los participantes en la actividad (prácticamente todos) nos deleitan con un pase de modelos previa colocación del neopreno y de un CASTELLETS que deja alucinados a todos y cada uno de los congregados en el lugar (no era para menos.... menudo espectáculo). La mañana acaba entre carcajadas, cachondeo y como no, comida.

Por la tarde rutita preciosa a la par que vertiginosa para terminar la paliza a nuestros coches. Fotos increíbles con los T.T. al borde del precipicio. ¡¡Colosal!!.

Y por último, ya dejando descansar un poco a los vehículos, pasamos la mañana del miércoles visitando el P.N. DE AIGÜESTORTES, agradable caminata hasta el LAGO DE SANT MAURICI, últimas fotos y comida de despedida en el camping VORAPARK.

Es difícil acabar porque seguro que algo me dejo en el tintero.

Tanto Jaime como Fede han conseguido convertir nuestra afición al 4x4 en ADICCIÓN a TERRANATUR y RAID AVENTURA.

Dicho lo anterior, obviamente, nos veremos pronto.

Con cariño (y sin acritud.....) Yoli, David y Alvaro.